Necesitamos Ser Más

Trabajo Social en Red - Necesitamos Ser Más

Usted. Sí, usted, que tiene la oportunidad de leer esto, cuéntele a uno de los 244 millones de personas en América Latina, que no tienen acceso a internet, sobre la importancia que esta red tiene para educar a sus hijos, conseguir trabajo, o evitar contagiarse de coronavirus. Lo más probable es que no lo haga, porque ya se debe estar imaginando la respuesta que le diría alguien en aquella condición, pero al menos ya tiene una mejor idea del impacto que está generando la brecha tecnológica en la región más desigual del mundo.

En total, un 32% de la población de América Latina y el Caribe, es decir, 244 millones de personas, no cuentan con acceso a servicios de internet, según un reciente informe del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y Microsoft. El estudio, que concentró su trabajo en 24 países, revela que un 71% de la población urbana cuenta con opciones de conectividad, ante menos de un 37% en el mundo rural.

En Chile, el despliegue de internet fija se concentra en las principales áreas metropolitanas del país: Gran Santiago, el Gran Valparaíso, y el Gran Concepción. Si a estas zonas se suman todas las comunas con más de 200 mil habitantes, sería menos del 7% del territorio nacional, pero que concentra el 76% del total de hogares con internet fija en el país. Por el contrario, el 93,2% del territorio posee solo un 24% del total de hogares conectados a internet fija. Por otro lado, el estudio realizado por Subtel, señala que la brecha digital es menor en grandes ciudades y mayor en comunas rurales. No obstante, en el caso de las áreas altamente pobladas, la brecha está condicionada en gran parte por los ingresos económicos de las familias.

A comienzos del año 2020, durante el inicio de la pandemia de COVID-19 en Chile, un equipo de profesionales de Puerto Varas, en la región de Los Lagos,  nos unimos con el sueño de estrechar la brecha digital en los colegios públicos de nuestra comuna. Así iniciamos nuestra primera intervención social comunitaria, llamada “1+1 Somos Mucho Más que 2”. Decidimos implementar el piloto de este proyecto en cuatro colegios de nuestra comunidad, tres de los cuales concentran los más altos índices de vulnerabilidad. El objetivo primordial de esta intervención social era entregar equipos computacionales portátiles (notebook) a niños vulnerables, de escasos recursos, que no contaban con los medios para poder adquirir uno, pero que se les hacía imprescindible para poder desarrollar sus actividades escolares desde casa, tal como lo planteó el Ministerio de Educación por aquella fecha, a propósito de la pandemia que comenzaba a golpear duramente a nuestra comunidad.

Posteriormente, gracias al señor Jairo Pereira, nos presentamos al Fondo Concursable Giveback, del laboratorio Kurabiotech. Oportunidad que, en virtud de nuestra iniciativa social, nos permitió triunfar, adquiriendo así un fondo de $6.000.000 para financiar nuestra labor. Cerramos así el primer año de trabajo recaudando un total de $10.000.000, donando 100 computadores, y entregando asistencia técnica especializada a mas de 50 familias.

En 2021, gracias al apoyo del estudio jurídico Piña Fondón y Astorga Abogados (pfya.cl), conseguimos mediante la tradicional modalidad del trueque, apoyo jurídico a cambio de asistencia técnica especializada, para que pudiéramos constituirnos como una fundación reconocida por el Ministerio de Justicia de Chile.

Ese mismo año instalamos el primer centro satelital comunitario en la localidad extrema de Llanada Grande. Este hito fue importantísimo para nosotros, ya que nos permitió dar un salto superlativo en el logro de nuestro objetivo central de estrechar la brecha digital en nuestro país, a la vez que sirvió para demostrar la factibilidad de conectar zonas aisladas a internet mediante enlaces satelitales.

Luego, para cerrar un año que ya había sido muy productivo para nosotros, ganamos por segundo año consecutivo, junto a Jairo Pereira nuevamente, el Fondo Concursable Giveback, del Laboratorio Kurabiotech, por un monto de $9.000.000. Esto nos permitió desarrollar nuestra segunda intervención social comunitaria “Inclusión Digital, Desafío de Todos”. El hito de esta intervención social fue unirnos con Hughesnet, y crear el CH1, Centro Satelital Comunitario de Llanada Grande. Pueden conocer el CH1 desde nuestro canal de Youtube pinchando aquí.

Este 2022 iniciamos nuestra tercera intervención social comunitaria “Uniendo el Campo al Chile Digital”. En alianza con la Fuerza Aérea de Chile, el Gobierno Regional de Los Lagos, y Hughesnet, pudimos inaugurar el AG2, Centro Satelital Comunitario de Paso El León,  y este martes 5 de abril podremos completar, afortunadamente, una meta muy especial para nosotros: entregaremos 40 notebooks para los alumnos de la Escuela Rural de Llanada Grande, y 4 notebooks para los alumnos de la Escuela Segundo Corral, en la comuna de Cochamó. Con esto, todos los alumnos de este eje cordillerano van a contar con un computador personal donado por nuestra fundación.

Pueden conocer el AG2 desde nuestro canal de Youtube pinchando aquí.

Hoy, nuestra red de colaboración pasó de ayudar a alumnos de 4 colegios, a alumnos de 11 colegios. Adicionalmente, pasamos a formar parte de un programa dependiente del  Ministerio de Justicia, que se llama “Mi Abogado”, especializado en la defensa jurídica de niños, niñas, y adolescentes bajo medidas de protección del Estado.

Como puedes ver, somos una fundación pequeña, pero tenemos una enorme tarea por delante, que es unir cada vez más comunidades aisladas al Chile digital.

Jaime Hinostroza Contreras.
Presidente Fundación Trabajo Social en Red.

 

Facebook
Twitter
LinkedIn
Scroll al inicio
¿Quieres donar? Hablemos